ESTUDIO DE LA
FERTILIDAD MASCULINA

Técnicas de diagnóstico

¿QUÉ ES EL ESTUDIO DE LA FETILIDAD MASCULINA?

El estudio de la fertilidad masculina o andrológico puede ser clave en los tratamientos de fertilidad y no se debe dejar de lado. Aconsejamos hacer un buen estudio de fertilidad masculino, ya que puede aportar información muy útil en el diagnóstico y las posibles soluciones. Según los primeros resultados obtenidos y el historial previo de la pareja, puede aconsejarse realizar estudios y pruebas andrológicas más específicas, de funcionalidad y / o genéticas. Incluso, en algunos casos se requerirá la visita al especialista del aparato reproductor masculino, el andrólogo.

PRUEBAS QUE PUEDEN REALIZARSE
SEGÚN LAS NECESIDADES EN CADA CASO

SEMINOGRAMA

Consiste en el estudio de la muestra de semen. El semen es una secreción formada por plasma seminal, procedente de las vesículas seminales y de la próstata, y por los espermatozoides (células reproductoras masculinas producidas en los testículos). El seminograma valora algunos aspectos macroscópicos del eyaculado como el volumen, licuefacción, viscosidad, PH, aglutinación, etc, pero su máximo interés está en el estudio microscópico.

Los parámetros microscópicos y la vez más relevantes para el estudio espermático son:

  • La concentracion de espermatozoides: cantidad de espermatozoides de la muestra
  • La movilidad espermática: valoración de la capacidad natatoria de los espermatozoides. Según cómo se mueven se clasifican en diferentes grados:
    • Espermatozoides progresivos rápidos (grado «a» ó +++)
    • Espermatozoides progresivos lentos (grado «b» ó ++)
    • Espermatozoides no progresivos (grado «c» o +)
    • Espermatozoides inmóviles (grado «d»)
  • La morfología espermática: se analizan los espermatozoides según la forma y tamaño de la cabeza, pieza media y cola.

El conocimiento de estos parámetros básicos nos ayudará a comprender el potencial fértil del hombre pero hay que saber que existe una gran variabilidad biológica en la producción espermática, incluso dentro de un mismo paciente. Por ello, es importante que la interpretación de los resultados sea realizada por un especialista, ya que el diagnóstico obtenido no garantiza la fertilidad. Normalmente para realizar un estudio completo y validado, se aconseja valorar 2 muestras de un mismo individuo con una diferencia de 2-3 semanas para conocer la situación seminal de una manera más representativa de esta persona.

TEST DE RECUPERACIÓN DE ESPERMATOZOIDES MÓVILES (TEST REM)

Consiste en eliminar el plasma seminal, los espermatozoides con nula o poca movilidad, y aquellos que presenten malas morfologías y, por otro lado, recuperar y concentrar la población de espermatozoides con buena movilidad y morfología.

Esta prueba permite valorar la eficiencia de la recuperación de los espermatozoides de buena calidad de un eyaculado y por lo tanto, llegar a determinar el tratamiento de reproducción asistida más adecuado en función del número de espermatozoides recuperados.

Si el número de espermatozoides progresivos recuperados en total es superior a 5 millones, será posible la realización de una Inseminación Artificial con toda su efectividad, siempre que esta técnica terapéutica esté indicada. Si el número de espermatozoides recuperado es inferior a 5 millones, el tratamiento indicado sería una Fecundación in vitro.

CONTROL FIV

En el Control FIV se realiza el mismo procedimiento que en un Test REM y, además, la muestra tratada obtenida se analiza en las 24 horas posteriores para valorar la supervivencia de los espermatozoides y comprobar que no exista contaminación bacteriana. En caso de que se observe contaminación bacteriana, se realizará un cultivo seminal en una nueva muestra y un antibiograma para determinar si hay que indicar la administración de un antibiótico específico de larga duración (10-21 días) antes de realizar ningún tipo de tratamiento.

FISH – ESTUDIO GENÉTICO DE LOS ESPERMATOZOIDES

El FISH (Hibridación In situ Fluorescente) es una técnica citogenética que permite cuantificar el número de cromosomas de un espermatozoide marcándolos con una sonda fluorescente. Los espermatozoides para ser genéticamente normales deben tener 23 cromosomas, es decir una sola copia de cada cromosoma (las células no reproductoras del cuerpo humano tienen 46 cromosomas). El objetivo de conocer si los espermatozoides contienen el número de cromosomas correcto es determinar si el proceso por el que se forman los espermatozoides, la meiosis, es correcto y por lo tanto se trata de espermatozoides que pueden aportar la información genética correcta al embrión que generen. Es conocido que alteraciones con el número de cromosomas en los espermatozoides puede causar esterilidad e infertilidad.

Habitualmente, este estudio incluye el análisis de 5 cromosomas (13, 18, 21, X e Y) que son los que presentan mas frecuentemente alteraciones.

Indicaciones:

Alteraciones moderadas y / o severas del semen
Hombre con cariotipo alterado
Abortos de repetición
Esterilidad de origen desconocido
Quiebras de FIV

Interpretación de los resultados:

Cuando a un hombre se le diagnostica un FISH alterado, significa que presenta un porcentaje de espermatozoides con una cantidad de cromosomas anormal (ya sea con cromosomas de mas o de menos) en comparación a una población fértil control. Esto, a su vez, conlleva que estos espermatozoides generen con más frecuencia embriones con alteraciones cromosómicas que tienen una baja probabilidad de implantar y por otro lado, una alta probabilidad de aborto. En estos casos, se recomienda realizar un Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) asociado a una Fecundación in vitro para seleccionar para la transferencia al útero materno sólo aquellos embriones que sean cromosómicamente normales.

MACS i FERTILE Tècniques de selecció espermatozoides

ESTUDIO DE LA FRAGMENTACIÓN DEL ADN EN ESPERMATOZOIDES

Para que un espermatozoide tenga un buen potencial fértil, debe contener un material genético íntegro y estable en el momento de la fecundación, de lo contrario genera embriones de baja calidad que embarazan menos y dan lugar a abortos con más frecuencia.

La fragmentación de ADN de los espermatozoides viene producida por varias causas: incremento de la temperatura testicular (uso de ropa ajustada, fiebre o varicocele); presencia de moléculas oxidantes en el semen; alteraciones metabólicas (en casos de sobrepeso o diabetes); uso de determinados medicamentos, edad avanzada (mayores de 45 años), hábitos tóxicos (tabaco, alcohol …).

Cuanto mayor sea el índice de fragmentación del ADN espermático (IF), menor será la capacidad fecundante de este individuo.

0-15% Fragmentación – Valores dentro de la normalidad
15% -30% Fragmentación -Fragmentación aumentada
+ 30% Fragmentación – Capacidad de fecundación comprometida

La medida de la fragmentación del ADN aporta información muy valiosa a los clínicos para indicar tratamientos con antioxidantes o la aplicación terapéutica de MACS o FERTILE para la selección de los espermatozoides no fragmentados de una muestra espermática en el mismo tratamiento de Fecundación in vitro.

PEDIR CITA

Es bien sencillo. Sólo tienes que ponerte en contacto con Embriogyn y solicitar cita con nuestros especialistas en el horario que más se adecúe a ti. En caso de que no puedas venir en persona a la clínica también se podrán concertar visitas vía Skype.

Franja horaria en la que te podemos llamar*

Que tratamiento te interesa?

*Campos obligatorios